zamoraenverde

El silencio del río Duero

1391186688_zamoraenverde.22.jpg

Así de frondosa y verde lucía la margen izquierda el pasado verano.


margen-izquierda-2014-2-.jpg

Y así es como la han arrasado con las obras de “recuperación”, gastándose más de un millón de euros.


Cada vez son más las voces que se alzan contra actuaciones arbitrarias, como la que se ha llevado por delante sin el menor escrúpulo, la exuberante naturaleza de la margen izquierda del Duero a su paso por Zamora.

Ante tanto atropello institucional contra la naturaleza y contra el urbanismo tradicional de nuestras ciudades, y a falta de respuestas más contundentes de la gente como se vienen produciendo en otros lugares para bloquear las decisiones del poder tomadas en contra de la opinión pública, como las de…

Gamonal, en Burgos contra un bulevar y un aparcamiento subterráneo que conllevaba la desaparición de las plazas de aparcamiento en superficie de la calle Vitoria.

Parque Gezi, en Estambul (Turquía) contra la desaparición del parque para convertirlo en un centro comercial.

Parque Augusta, en São Paulo (Brasil) contra la especulación inmobiliaria.

Plaza del Grano, en León contra la desaparición del empedrado tradicional de cantos rodados.

Protestas en Hamburgo (Alemania) contra una reforma urbana.

Las resistencias del parque Gezi en Estambul, Hamburgo o Gamonal constituyen bloqueos a las prácticas espaciales neoliberales del urbanismo, pero para otras demandas sociales más importantes incluso, por supuesto también hay protestas:


1391028695-507980-1391074175-portada-normal.jpg

Manifestantes contra el Gobierno en Kiev. / T. P. (REUTERS)


Marea Blanca de protesta contra la privatización de la Sanidad Pública madrileña; El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha suspendido el plan privatizador de la gestión sanitaria de la Comunidad de Madrid provocando la dimisión del Consejero de Sanidad.

Marea Verde contra la Reforma de la Ley de Educación Wert, en toda España.

Movimiento de protesta antigubernamental en Kiev (Ucrania), que ha conseguido la dimisión del Gobierno en pleno, y la abolición de las leyes que recortaban las libertades cívicas. La lucha continúa en las calles de Kiev.

etc. etc.

margen-izquierda-2014.jpg

Otra vista de las obras, donde apenas han dejado algunos árboles.


En Zamora, una ciudad con una población envejecida, con la menor tasa de actividad económica del país, y un alto nivel de desempleo que obliga a la huída de muchos jóvenes a otros lugares en busca de trabajo, provocando con ello el mayor índice de despoblación de toda Europa; como decía pues, a los pocos zamoranos que vamos quedando, y a falta de esas otras formas de protestas más contundentes, nos queda la palabra; como la de un ciudadano con demostrada sensibilidad y respeto, Pedro Lucas del Teso -arquitecto- en el siguiente artículo publicado en “La Opinión” el pasado 24 de Enero:

"El silencio del río"

“Los trabajos avanzan con ritmo implacable gracias a las máquinas. Los árboles caen silenciosamente y al paisaje lo despojan de juncos y carrizos; ya no hay obstáculos entre la urbe y el río, ¿cuándo acaban de quitar? Mi hijo me pregunta para qué cortan todos estos árboles, y a mí me preocupa también la inmediatez de la nueva accesibilidad al agua.

La ribera izquierda del Duero a su paso por Zamora era hasta hace nada una cortina vegetal que defendía la naturaleza dentro de la ciudad y daba continuidad a la vida del río, enlazando los espacios protegidos para la biodiversidad a ambos extremos, ¡cuantas ciudades lo quisieran tener!.

Pocas quejas oí de la situación anterior, y sí mucho trajín de aves y animales diversos a lo largo del cauce por esta margen izquierda, que con sus islotes en el eje del río marcaba una vía acuática más natural, frente a la margen derecha más pegada a la ciudad.

No se nos explica a los ciudadanos ribereños, que disfrutábamos de una situación tan privilegiada, en aras de qué se hace todo esto. Si buscas en los documentos se da como verdad el que se va a producir un bien frente a no hacer nada: el bien primero, que el agua va a fluir sin obstáculos y poco más; El resto, supuestas mejoras ambientales en tierra firme. Y eso sí, un paseo.

Para nada se habla de la vida del río, de mejorar sus condiciones, su fauna, la razón de ser de su vegetación.

Zamora, tan descuidada casi siempre sobre estos aspectos de su protagonista principal, el Duero, tiene sin embargo aunque empolvada una normativa del río y sus márgenes, en la que se fijan zonas, usos y protecciones. Pues bien, no sé si por obvio ni siquiera se cita en el proyecto que guía esta actuación, y sin embargo, hay empeño en hacer lo contrario de lo que la normativa establece.

Cuando acabe todo esto, las máquinas se irán y solo quedará el vacío de lo desaparecido, y un nuevo paisaje urbanizado con su sendero “decoroso” para dar la vuelta a la ciudad y poder verla en todo momento, como si uno no pudiera alejarse ni por un instante de lo que le hace salir a despejarse.

Me temo que se irán también la garza huidiza, la cotidiana bandada de garcetas que sobrevolaban arriba y abajo por la mañana y al atardecer. Los patos que se asomaban desde los juncos con las primeras luces. La nutria que pocos hemos visto y que ya no tendrá dónde esconderse. Se irán los sonidos de lo natural tan cerca.

Esta orilla, la más concurrida por quienes querían recoger en lienzo o con la cámara el paisaje esquivo pero lleno de intensidad de la ciudad alzada tras la vegetación, ya no tendrán dónde buscar ese encuadre. Fue el marco preferido de nuestros fotógrafos y pintores, así como de algunas escenas de la película «El Sur», de las que nos sentíamos tan orgullosos.

A mi entender no se hace mejor ciudad quitándole a la naturaleza lo que es suyo, sino llegando a un pacto de buena vecindad con ella, basado en el respeto de lo que fortalece al más frágil, el río”.

margen-izquierda-2014-1-.jpg 

Lamentable estado de la margen izquierda tras el paso de las máquinas.


Para más información sobre la situación actual de la contestación ciudadana, os aconsejo el siguiente artículo titulado “De Tahrir a Gamonal: la calle global y el hacer la política” de Bernardo Gutiérrez y Pablo de Soto, publicado en eldiario.es, que podéis consultar en la siguiente página Web: 

http://www.eldiario.es/opinion/Gamonal-Burgos-15M-efectoGamonal-Gezi_Park-DirenGezi-VemPraRua-PasseLivre-PosMeSalto-derecho_a_la_ciudad-Hamburgo_0_221528212.html

Si lo que están arrasando da lástima y coraje, más miedo da lo que van a hacer, caminitos, mobiliario, plantación de arbolitos que nadie cuidará, etc. , y eso, en una zona que el río inunda cada vez con más frecuencia llevándose todo lo que pilla por delante.

 Febrero 2014


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: