zamoraenverde

Sujetar un árbol también es cuidarlo

“Los árboles son bellos en la paz; son sabios en el silencio. Perdurarán cuando nosotros seamos sólo polvo. Nos enseñan, y nosotros debemos cuidarlos y respetarlos."


inclinado.jpg

Pino inclinado en el parque de Los Tres Árboles


         En una ciudad como Zamora, donde durante tantos años las herramientas que más se han utilizado para “cuidar” nuestros parques, jardines y arboledas han sido la motosierra y el tractor corta césped, lo que voy a pedir a continuación a algunos les puede sonar a chino, pero no, en un español sencillo para que lo entienda quien quiera, solicito desde este post al concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, cuya sensibilidad con estos temas me consta, que dé las instrucciones necesarias para evitar que los tres árboles vencidos, cuyas fotos ilustran este escrito, reciban la sujeción necesaria para evitar que acaben definitivamente derribados en el suelo.


Sauce inclinado junto al paseo del río Duero


        Se trata de tres ejemplares que ya tienen varias decenas de años, y están situados en la margen derecha del Duero: el primero es un pino que está cerca de las pistas de petanca que hay al lado del  puente de Los Tres Árboles, el segundo, se trata de un sauce que hay junto al sendero más próximo del agua, a la altura de la Ciudad Deportiva, y el tercero, un árbol que está junto al muro que hay por debajo de la avenida del Mengue.  


Árbol vencido cerca de la Av. del Mengue


         ¿Por qué debemos cuidar los árboles? 

          Conviene recordar de vez en cuando los beneficios que proporcionan los árboles, para concienciar tanto a los responsables políticos como ciudadanos en general que, además de respetarlos merecen nuestros cuidados. 

  • Regulan en clima.
  • Amortiguan la lluvia, realizando una regulación hídrica.
  • Reducen la velocidad del viento.
  • Da sombra ofreciendo regulación térmica.
  • Reduce la contaminación del aire.
  • Captura el dióxido de carbono que contamina la atmósfera.
  • Atenúan el ruido reduciendo la contaminación sonora.
  • Genera biodiversidad.
  • Mejoran la calidad de vida de todos los seres vivos, especialmente del hombre.
  • Revalorizan la propiedad residencial.
  • El árbol urbano además ahorra energía eléctrica.

        Pues eso, con un pequeño coste y buenas intenciones, podemos conseguir que estos tres árboles zamoranos estén aún muchos años con nosotros.

       Cada árbol cuenta 

       Gracias a las plantas, el incremento de la concentración de gases de efecto invernadero se ha visto frenado: “Mucho se sabe sobre las consecuencias de la cada vez mayor cantidad de gases de efecto invernadero acumulados en la atmósfera. Se estima que estos representan ya casi el 0,04% del aire que respiramos. Pero la cifra sería mayor si no fuera por la capacidad que tienen las plantas para atraparlo. Y son, precisamente, los vegetales los que se ven más beneficiados por los altos niveles de estos gases tóxicos en la atmósfera. Según un estudio publicado hoy en la revista Nature Climate Change, la Tierra ha ganado 36 millones de kilómetros cuadrados de superficie verde, el equivalente a tres veces la extensión de Europa o dos la de Estados Unidos, aproximadamente”. (El País, 26 de abril de 2016)


Pino inclinado pero bien sujeto en Avignon (Francia)


Árbol apoyado en un soporte para evitar su derribo en el parque del Retiro de Madrid.


       En otros lugares con mayor cultura en la protección del arbolado urbano, se toman medidas desde hace tiempo como la que ahora propongo, como lo muestra la sujeción de este pino inclinado en el parque Rocher des Doms de Avignon (Francia), en una foto que tomé el verano de 2007.

                                              Mayo 2016


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: