zamoraenverde

zamoraenverde

Blog sobre urbanismo, paisaje, naturaleza, y otras cuestiones municipales relativas a Zamora (España).

El Castillo de Zamora

Escrito por zamoraenverde 25-09-2009 en General. Comentarios (7)

 

 

EL CASTILLO DE ZAMORA 

  

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/castillo4.jpg

Interior del Castillo con la catedral al fondo.

 

             Mi primera intención fue, la de no entrar a valorar en este blog la intervención realizada en el Castillo de Zamora. Una obra compleja, bastante politizada, de la que ya muchos han hablado desde diferentes puntos de vista, y que abarca varias intervenciones: la restauración de la fortaleza, la creación del nuevo Museo para Baltasar Lobo, importantes presupuestos... Posteriormente, llegaría la actuación en las murallas, la Casa de los Gigantes, etc. etc.; Pero también se modificaron sustancialmente los jardines y entonces es cuando me siento obligado a exponer mi opinión, pues se trata de uno de los asuntos principales de mi blog.

            Teniendo en cuenta que todas las intervenciones están estrechamente relacionadas, como no podía ser de otra forma, considero que mi comentario debe extenderse también a todo el conjunto. Para evitar mezclar demasiado cuestiones tan diferentes, los comentarios los he organizado por separado por este orden:

 

                                    La fortaleza

                                    Los jardines

                                    La Casa de los Gigantes

 

            He visitado varias veces el Castillo, de día y por la noche, y mi primera impresión fue la de una muy grata sorpresa por la recuperación de la fortaleza. Se ha hecho un trabajo muy necesario en un monumento de suma importancia para la ciudad, y se ha hecho bien. Dicho ésto, que considero fundamental, tenemos otras actuaciones, importantes también, con las que ya no estoy tan de acuerdo y sobre las que, con el respeto necesario, haré mis observaciones.                          

          Pero antes hagamos un breve resumen del proceso, según he llegado a conocer: El Ayuntamiento decide construir un museo para Baltasar Lobo, cuya obra ha sido cedida generosamente por la familia con esa finalidad. Se elige el interior del Castillo para la ubicación del nuevo museo y se solicitan fondos a la Unión Europea para su construcción y la restauración de la fortaleza, llegándose a emplear un presupuesto de unos 7,6 millones de euros (1.270 millones de ptas.).

           Para llevarlo a cabo se cuenta con buenos profesionales y empresas zamoranos, que también los tenemos, y con el prestigioso arquitecto Rafael Moneo que llega a hacer algunas propuestas y visita el castillo en varias ocasiones (pero nada más). En el trascurso de las obras y tras varias y complicadas circunstancias, toman la decisión de no construir el museo. En cambio se actúa en los jardines, en la Casa de los Gigantes y se colocan unos módulos de apoyo en la Plaza de la Catedral (que no han llegado a utilizarse después de pasados 15 meses).

           Todo el conjunto se utilizará como espacio-muestra de la obra del escultor denominándose Castillo-Centro de Arte.

 

 La Fortaleza

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/castillo7.jpg

Nueva, artificial e inapropiada reconstrucción de imposta de mortero en la torre de homenaje.

 

 

          Se trata sin duda de la parte más importante del conjunto de la intervención y la que ha aportado mayor grado de satisfacción por sus impresionantes resultados, tanto por el descubrimiento de los elementos enterrados como por la belleza del lugar una vez realizada la demolición y limpieza de todo lo que estorbaba. Un arduo trabajo de arqueología y restauración, sobre todo, y de demoliciones que se han hecho con el respeto y cuidado necesarios para este tipo de monumentos.

           Después han venido las nuevas aportaciones: pasarelas, escaleras, barandillas, balconadas y la iluminación "artística". Todos ellos responden en  general  a diseños adecuados, actuales y elegantes, pero me parecen excesivos para un lugar como éste. Demasiados elementos novedosos para algo que podría y debería resolverse de una forma más natural y sencilla. Son excesivos también por la  variedad de materiales empleados: granito, madera, chapa metálica, gravilla, vidrio, etc.

          Y todo esto para crear un recorrido de visitas por el recinto. ¿No hubiese sido mejor un suelo más natural a base de losas o empedrado sin esos desniveles tan artificiales, como podemos observar en la mayoría de los monumentos de esta naturaleza?  ¿Es que el recorrido por el adarve más elevado del castillo no se podría haber planteado sobre las losas de granito que están en perfectas condiciones, en vez de ocultarlas colocando una plataforma de madera que junto con su barandilla suponen un importante impacto visual?

        Por otra parte, el itinerario de la visita por la liza está lleno de escaleras por todas partes cuando muchas se podrían  haber evitado utilizando rampas, algo que en lugares públicos como éste, se debería tener en cuenta para las personas con problemas de movilidad.

        Tampoco me parecen adecuadas las reconstrucciones de impostas con mortero en la torre del homenaje, ni por el material utilizado ni por el contraste que produce algo tan nuevo sobre unos muros cuya belleza reside precisamente en su antigüedad (ver foto).

        No entiendo tanta balconada de madera con sus petos de vidrio, convirtiéndose en demasiado protagonistas. El recorrido no trata de ver mosaicos romanos que no se puedan pisar. Aquí casi todo es pisable si no se hubiese pretendido que todo el suelo quede descarnado, con los cimientos y estructuras al aire. ¿Es mejor ver unos cimientos, aunque sean de la edad media, que tener un patio de armas recuperado en condiciones o el mismísimo museo, objetivo final de la intervención?

        Las pocas esculturas colocadas en la liza están pidiendo un complemento a gritos, no sé lo que pueda ser. Expertos habrá que lo sepan mejor, pero pienso por ejemplo en el busto del joven, que debería estar colocado a una altura superior a la humana, para que fuese contemplado correctamente. Tampoco disponen de sus carteles explicativos ni de ningún tipo de iluminación individualizada que resalte la obra.

         De vegetación absolutamente nada como si fuese incompatible con el castillo. Con la belleza que aporta a este tipo de monumentos una cuidada y estudiada vegetación. Menos mal que la naturaleza va aportando la suya y ya podemos ver matas verdes naciendo en el foso que dan realismo al lugar, ¿o nos pensamos que estaba así de pulido en su época?.

          Con respecto a la iluminación, la considero adecuada en general en cuanto a intensidad lumínica, aunque  resultaría más agradable siendo más tenue en muchos puntos. Se ven focos muy mal situados y demasiado visibles, así como algunas de sus canalizaciones que estan poco o nada disimuladas; otros focos dirigen la luz hacia el cielo contribuyendo a su contaminación lumínica.

         Por otra parte estamos en plena era de ahorro energético y se echa de menos haber utilizado sistemas más sostenibles, como es por ejemplo la iluminación de tecnología LED, que puede llegar a suponer un ahorro del 90% y que ya está siendo utilizada en muchos monumentos como iluminación del futuro. En poco tiempo nos veremos obligados a hacer una nueva inversión para sustituir la que acabamos de colocar.

 

 

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/castillo2.jpg

Mezcla de pasarelas de granito y madera muy elevadas y con peligro de caídas.

Excesivo relleno de gravillas. Luminarias y conductos vistos. 

 

 

 

Los Jardines

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/castillo8.jpg

 

Eliminación de árboles, mucho césped, excesivos y variados modelos de luminarias.

Una solitaria escultura sin su necesaria información y sin iluminación. 

 

 

         Con ésta parte de la actuación, referida a los jardines, tengo que mostrar mi desacuerdo con lo que se ha hecho. No tienen ninguna justificación para mi, los rebajes de tierras que se han realizado, para posteriormente verse en la necesidad de construir pasarelas y barandillas (como en el interior de la fortaleza) para acceder a unos mínimos balcones de gran impacto visual en las almenas. Todo ello, empleando importantes cantidades del presupusto, que todo cuesta mucho, y destruyendo grandes superficies de los jardines existentes.

         La transformación de los jardines, entre los rebajes y las geométricas superficies de césped creadas no han hecho más que empobrecer todo el lugar. Han supuesto una pérdida parcial de un estilo de jardín de los que ya casi no nos quedan. En vez de un lugar para estar y disfrutar se ha convertido exclusivamente en una plataforma para la contemplación del Castillo. Antes teníamos las dos cosas, pues la vegetación no ocultaba nada, muy al contrario mejoraba el entorno.

        En esta oleada de destrucción de jardines que viene sufriendo Zamora, aquí tenemos otro caso más. Se han aportado unas pequeñas y escasísimas plantas, mucho césped y hasta jardines de gravilla; Pero sobre todo una exagerada, y digo bien, cantidad de focos de iluminación, que además de deslumbrar al que pasea, los convierte en auténticos protagonistas del lugar. Claro, las plantas no pueden serlo, casi no existen. Pero tampoco las escasas esculturas colocadas por allí, ya que  no disponen de una iluminación propia y llegan a pasar desapercibidas por la noche. El resultado, grandes superficies desoladas. Menos mal que aún nos queda una zona del jardín anterior, que no se ha tocado, donde poder descansar bajo la fresca sombra de sus árboles y poder comparar además lo que había antes con lo que han hecho ahora.

         No entiendo el estrangulamiento que han hecho en el camino de acceso a la fortaleza, atravesando los jardines. Resulta más estrecho incluso que el arco de la plaza, cuando lo correcto hubiese sido mantener el ancho que hay a la entrada.

         Los mampuestos de la muralla que se derrumbaron por la calle de la Vega no fueron por empuje de los jardines. La cara interior de la muralla, al descubierto ahora, está intacta, lo que indica que no se ha movido nada. Otra cosa es que la falta de un correcto mantenimiento provoque derrumbes parciales en la muralla como ha pasado también con otros monumentos, recientemente.

         Si acaso, puedo entender el rebaje realizado delante de la fortaleza, para proporcionarnos una visión más adecuada. Pero en este caso, sobran por ejemplo las pasarelas de granito súper-liso colocadas delante del foso, ¿por qué podemos pasear por los caminos de tierra y al acercarnos tenemos que tener esa innecesaria y costosa alfombra de granito?

         También se ha retirado la fuente decorativa que había, ¿a quién molestaba…? No se ha instalado ni una sola fuente para beber como hubo durante tantos años. Nos han movido las columnas de un lugar para otro, que no es ni mejor ni peor, pero ha costado dinero. Nos han colocado una verja para cerrar el espacio, sin gracia, que no debería haber sido necesaria.

          Cuando he realizado mis visitas, el Castillo ya estaba abierto al público y aún estaban los dos carteles de la obra de grandes dimensiones estorbando, precisamente en la mejor parte del jardín.

          Además hay que tener en cuenta que toda esta remodelación de jardines, como ya dije innecesaria, ha supuesto una parte importante del presupuesto gastado.

 

 

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/castillo5.jpg

Rebajes de tierras innecesario, creando difilcultades para los accesos.

Artificiales, de gran impacto visual  y costosos balcones de madera.

 

 

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/castillo10.jpg

 

Fuente retirada de los jardines.

¿No merecía la pena mantenerla que además era la opción más económica?

 

 

La Casa de los Gigantes

 

 

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/castillo9.jpg

Cubos de apoyo a la casa-museo en la plaza

 

 

         Ante al decisión final de no construir el nuevo museo dentro el castillo, se optó por utilizar esta dependencia de la Catedral, remodelada hace algunos años para  cafetería. Ahora se ha efectuado una adecuación que ha consistido fundamentalmente en instalar dos ascensores que comuniquen los distintos desniveles que hay (aunque no todos) y una instalación expositiva interior para la muestra de la obra de pequeño formato y objetos del estudio del escultor. Instalación discreta aunque algo agobiada por la limitación que suponen espacios tan reducidos y que transmite temporalidad. Es decir, parece más una exposición temporal que un museo, sobre todo cuando sabemos que el edificio no es de propiedad municipal sino que ha sido alquilado a un particular por cinco años.

         En su interior también podemos comprobar la presencia de barreras arquitectónicas (escaleras y aseos no adaptados) que deberían haberse solucionado en la adecuación.

         La señalización de la casa en su fachada resulta pobre, como todo lo relacionado en general con la muestra de la obra de Lobo. Era mucho más interesante por ejemplo la realizada en acero para la Iglesia de San Esteban (anterior sede), ¿no se podía haber recuperado?

         Como no había espacio suficiente en el interior de la Casa de los Gigantes, se han construido dos cubos-quiosco para dar servicio al conjunto, que se han colocado en plena Plaza de la Catedral, con un coste de 120.000 € . Aún no se han abierto ni he visto su interior, pero por fuera resultan eso: dos cubos blancos que para ser utilizados durante un tiempo determinado podrían valer, pero desde luego no como algo permanente. Espero que los zamoranos no lo permitamos. Seguro que se pasan los cinco años del contrato del alquiler de la Casa de los Gigantes y siguen sin uso, ya veremos.

 

         En resumen, la fortaleza ha recuperado su dignidad con una buena recuperación y hemos empeorado los jardines. Además considero que con esta instalación no se ha cumplido con los deseos del escultor, de la familia que ha donado la obra y de la propuesta a la ciudad de hacer un museo. La muestra que se nos ofrece es escasa, sin un proyecto museístico, con deficiente presentación y nula información. Pienso sinceramente que no hemos concluido nada a pesar de habernos gastado tanto dinero. No hemos hecho más que empezar.

 

        En nuestra ciudad tenemos un excelente ejemplo de rehabilitación de las ruinas medievales del convento de San Francisco para sede de la Fundación Alfonso Enriques con la aportación de un nuevo  y espléndido edificio de arquitectura contemporánea  perfectamente integrado. También se crearon unos singulares jardines en el espacio que antes ocupaban las naves de la iglesia (los cimientos siguen estando perfectamente debajo) y se tuvo el máximo respeto por los árboles que existían. El listón lo dejaron muy alto. Yo, desde luego, si tuviera que decidirme por una de estas dos intervenciones lo tengo muy claro: El convento de San Francisco.

 

 

                                            

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/castillo13.jpg

Para el recuerdo: los jardines antes de esta remodelación.

 

                                                                                

 Septiembre 2009

 

  

Más plazas áridas

Escrito por zamoraenverde 07-09-2009 en General. Comentarios (2)

MÁS PLAZAS ÁRIDAS

 

Entre las plazas de Zamora que han sido despojadas de sus jardines o árboles encontramos también estas:

  

Plaza de Fernández Duro.-

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/Duro2.jpg

Jardín lamentablemente eliminado en la última remodelación de la Plaza Fernández Duro. 

 

  

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/Duro1.jpg

Estado en el que ha quedado esta pequeña y céntrica plaza.

 

 

          Al pasar por esta plaza siempre recuerdo el jardín que hubo allí desde mi infancia, era modesto pero bonito, con sus rosales, palmeras y otros bellos arbustos que daban un poco de verdor y frescor a la soleada Santa Clara. En los años ochenta ya redujeron notablemente su superficie, mordiéndole los laterales en aras de la primacía de automóvil, para crear aparcamientos y una parada de taxis; Ahora, con la última remodelación hecha por el Ayuntamiento, lo han acabado de destrozar, eliminándolo sin piedad alguna. Sólo han dejado un alcorque grande -pero alcorque- que alberga el hermoso níspero como recuerdo de lo que aquello fue y un par de solitarias y larguiruchas palmeras. El monolito conmemorativo del ilustre historiador zamorano apenas se ve y para colmo ni siquiera se han gastado un sólo euro en reponer las letras de bronce que faltan en la dedicatoria.

          Como aportación han añadido unos arbolitos de esos que nunca veremos crecer (créanlo, comprueben como están ya los de la plaza de San Gil, los del cruce de San Torcuato, etc.), unas simplonas farolas minimalistas, unos bancos, que esta vez sí resultan adecuados y el omnipresente granito por solado, haciendo un dibujo de juego de damas. No tengo nada contra el granito, simplemente prefiero los jardines que había.

 

  

Plaza del Maestro.-

 

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/maestro5.jpg

 Uno de los feos y enormes alcorques que han dejado para mantener los abetos.

 

           ¡Cómo se pueden parecer tanto unas actuaciones a otras! Ésta parece calcada de la anterior: eliminación de jardines dejando cinco grandes alcorques, (tres de ellos con césped y dos como el de la foto) en los que han incorporado algunos árboles que si consiguen crecer, minimizarán el árido aspecto que le han dejado a esta plaza. El resto, más y más granito.

           ¿Quién o quienes han tomado la decisión de eliminar los pequeños jardines del centro de la ciudad? No conozco la respuesta, pero sí sé que han hecho una de las peores aportaciones a la ciudad de Zamora de los últimos 50 años con esta sistemática vulgarización de nuestras mejores plazas.

           No eran para deslumbrar a nadie los jardines que había ni tampoco la fuente con su escultura, pero lo lógico hubiese sido mejorarlos, no reducirlos a su mínima expresión.

          En el centro permanece la fuente con la escultura del maestro y que dicho sea de paso, nunca me pareció ni bien colocada ni bien resuelta. Para mí, este tipo de esculturas, de personajes populares, deben estar casi a nivel del suelo, más cerca de los suyos. Las alturas las veo más para otro tipo de personajes, ya saben.

          Aquí las farolas colocadas son clásicas, del modelo "Madrid" y los bancos al menos tienen respaldo, que algunos mayores agradecerán. 

  

 

 Plaza de Castilla y León.-  

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/castilla1.jpg

Un árbol seco, la moderna marquesina, farolas "cigüeña" y la aridez más absoluta.

 

 

          No quisiera repetirme... pero lo cierto es que no dejan otra opción. En esta plaza sí que recordamos todos, el jardín que había tan sólo hace unos meses.

          Antes de que el urbanista de turno se "inventara" esta plaza, allí había una iglesia-convento que durante años albergó el museo de la ciudad, que yo recuerdo perfectamente cuando lo visitaba en mi infancia y que nunca se debería haber derribado; En el solar que resultó de la demolición para construir la Delegación de Hacienda, instalaron unos modernos jardines elevados con sillería de piedra, con hermosas plantas, una fuente de agua, pequeña pero bonita y una escultura abstracta de bronce que aportaba arte y belleza al nuevo espacio. Después de todo, consiguieron un lugar agradable que invitaba al descanso.

         Lo que podemos ver hoy es un solitario y seco árbol de nueva aportación en el centro, otra solitaria palmera totalmente desubicada (como triste testigo de lo que había) y más y más granito; En los laterales unos árboles poco apropiados para nuestro clima cierran el desafortunado cuadro en que han convertido esta plaza. En uno de sus extremos, un parque infantil, que últimamente proliferan por todos los rincones, con un pavimento de goma de colores chillones, y una esquemática y alargada marquesina.

        La idea de cerrar la plaza con la marquesina me parece acertada, trata de redefinir la calle de Santa Clara que lo estaba pidiendo a gritos; Lo que no veo tan adecuado es su diseño y los materiales utilizados (acero galvanizado y madera).

        Las farolas "espectáculo" instaladas nos muestran otro modelo de catálogo más, de los que nos están colocando con tan mal gusto por el casco antiguo, en base a una modernidad mal entendida.

       Si el espíritu de muchas plazas y calles se han ido cambiando por los inapropiados edificios construidos, sobre todo a partir de los años 70, ahora que teníamos la oportunidad de aportar un urbanismo ambiental más acorde con la época de esos espacios, con este tipo de urbanizaciones están contribuyendo aún más, a su completa desaparición: Si no fuera por el edificio que vemos al fondo de la última fotografía, ¿quién diría que nos encontramos dentro del segundo recinto amurallado de la ciudad?

      Pues lo mismo podríamos decir de casi todas las plazas recientemente remodeladas: la Constitución, Santa Eulalia, Cuartel Viejo, Sagasta, Santiago, etc. Ahora esperemos a ver el resultado de la plaza del Seminario, que no es difícil imaginar.

 

 

                                              Septiembre 2009

 

 

      Tras el reciente fallecimiento de nuestro gran escritor castellano, Miguel Delibes, me puse a leer su primera novela “La sombra del ciprés es alargada”, publicada en 1948 y galardonada con el premio Nadal. Y cual fue mi sorpresa al ver como ya en aquellos años cuarenta, el señor Delibes nos hacía ver a través de su personaje, su malestar por ese afán del hombre por cambiarlo todo en aras de una mal entendida "civilización".

       Permitidme que os transcriba esos párrafos en los que el principal personaje de la novela, Pedro, al llegar a una pequeña plaza de Ávila después de algún tiempo y ver los cambios que le habían hecho, reflexionaba así:

 

      “Al desembocar en ésta me detuve escéptico. Alguien había absorbido a aquella placita rectangular de tan viejo sabor gran parte de sus esencias tradicionales. ¿Dónde estaban los centenarios y copudos álamos, la arcaica fuente, el elemental pretil que de siempre bordeara la prominente meseta central? El hombre había pasado por allí con su piqueta demoledora. Había por lo visto que buscar una rima con la voz “civilización” para versificar aquella placita recoleta, y no se encontró otro mejor que la de “destrucción”. Nada importaba que el rincón se viese privado de su íntima substancia si a cambio se lograba entreverarlo en el siglo sin que nadie advirtiese el disimulado remiendo. Pero no se fijaron que para matar del todo la presencia arcaica de aquel pedazo de mundo hubiera sido preciso arrasarlo sin dejar una piedra montada sobre otra, demolerlo íntegro a golpe de piqueta y sembrarlo posteriormente de sal, por si aún se le ocurría al viejo espíritu, que de fijo alustraría entre aquellas piedras amarillas, salir a la luz y predicar un día a la posteridad la tala infame. No; Todavía respiraba la Historia en aquel apacible rincón. Respiraba a pesar de los golpes de muerte que le habían asestado, por encima de la absorbente civilización…”

 

 

                                              Junio 2010

 

Los nuevos jardines

Escrito por zamoraenverde 05-09-2009 en General. Comentarios (5)

 

 

 

LOS NUEVOS JARDINES

 

            Hoy quiero invitaros a dar un paseo fotográfico por las últimas aportaciones hechas en nuestra querida Zamora, en cuanto a los jardines urbanos se refiere.

          Antes, para centrarnos en el objetivo que persigo, recordemos lo que nos dice el diccionario sobre lo que es un jardín: "Zona de terreno donde se cultivan especies vegetales para el placer de los sentidos"... ¡Qué bien y breve está definido y qué maravilloso resulta, cuando se consigue ese placer para los sentidos! Pero no se dónde se inspirarán nuestros diseñadores de jardines, porque lo cierto es que no hay nada más alejado de esta definición en los últimos espacios -no quiero llamarlos jardines, no se lo merecen- destinados a este fin en nuestra ciudad, y que muestro a continuación:

 

Paseo de San Martín 

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/martin1.jpg

Nuevos jardines del Paseo de San Martín, ¡Quién os ha visto y quién os ve!

Un desierto de sosería donde los haya.

 

             Quizás los más jóvenes no sepan como era este paseo hace no tantos años, pero muchos los recordamos como una zona tranquila con árboles, jardines, flores, pavimento de tierra, una pequeña fuente para saciar la sed, bancos de piedra esculpida de suaves formas y la Puerta del Pescado convertida en monumento a los caídos, por la dictadura de Franco.

             Desde siempre fue una zona muy frecuentada para el recreo, de descanso para los mayores, de juegos infantiles y de charlas nocturnas, además de lugar romántico para iniciarse en los primeros amores. 

             Hoy ya no queda nada de aquello; Desde que se tomó la decisión de construir el aparcamiento subterráneo, nos han dejado un solar empedrado alternado con trozos de césped, con unas formas que pretenden recordarnos la iglesia que hubo en otro tiempo, pero que en realidad no hay cristiano que las entienda.

             Unas jardineras simplonas y tres bancos minimalistas alineados forman todo el equipamiento; Vamos, lo justo para que nadie sienta la llamada al "disfrute" de la vegetación inexistente que este anodino lugar nos ofrece.  

            Eso es lo que encontramos en la mitad del Paseo, que se dividió en dos por  arte y magia de los proyectos; En la otra mitad, de la que sí se conservan los árboles y el pavimento de tierra (porque allí no llegó el aparcamiento subterráneo. Claro), es tal la abundancia de farolas, bancos, papeleras y juegos infantiles que han colocado, que el resultado final parece una feria o exposición de mobiliario urbano. Mobiliario que además, es de modelos diferentes a los de la otra mitad, para que tengamos dos Paseos de San Martín en el mismo paquete.

             ...Y que no nos digan, que encima de un aparcamiento no puede nada más que césped o pavimentos. Ejemplos hay muchos de buenos y especiales jardines realizados sobre forjados de edificios. Como muestra, veámos la siguiente fotografía que corresponde al jardín que hay sobre el nuevo vestíbulo de Museo del Prado. 

 

  

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/Prado5.jpg

Nuevos jardines con plantas de boj, justo encima del vestíbulo de la ampliación del Museo del Prado.

Diseñado por Rafael Moneo.  

 

 

 

 Jardines de San Martín de Abajo

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/urracasilla6.jpg

Césped y farolas, no esperen más.

 

          En el espacio que hay entre los jardines de San Martín de Abajo, herederos de los antiguos viveros municipales, motivo por el que podemos admirar hermosos ejemplares adultos de diversos tipos de árboles y el jardín que existe, tambíén desde hace mucho tiempo, frente al Sillón de Dña. Urraca, se ampliaron hace algunos años los jardines que podemos ver en la fotografía, o mejor dicho que no vemos, porque solo hay césped, unos caminos mal perfilados y farolas. 

¡Cómo es posible que no les haya servido de ejemplo lo que cualquiera podemos ver a uno y otro lado de ese mismo espacio!: frondosos árboles y otras plantas que ofrecen belleza y frescura al visitante, invitando al disfrute.

        No puedo llegar a comprender la ausencia absoluta de plantas de flor, arbustos, setos, conjuntos de verde vegetación en éstos y otros jardines de la ciudad, que en cualquier lugar que se precie muestran con tanto orgullo.

       Ésto es un ejemplo más de cómo se desprecian muchos espacios perdiendo la oportunidad de tener unos hermosos jardines; En su lugar nos plantan el simple y monótono césped como si estuviésemos en Inglaterra y se quedan tan satisfechos. ¿Lo hacen por ahorrar, por falta de creatividad o por qué? me gustaría sinceramente, conocer la respuesta.

      Algo que también se echa en falta en todo el recorrido de estos jardines, es un denso y alto seto colocado a lo largo de la acera, que elimine la visión y reduzca el ruido de los coches que pasan por la carretera.

       

 

 Jardines del Mirador de  San Bernabé 

  

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/urracasilla3.jpg  

Mini estanque sin agua, y el omnipresente césped. Poco más.

 

        Estos jardines, de reciente creación, nos ofrecen unos geométricos espacios de césped definidos con bordillos de granito, unos pequeños estanques o fuentes simplones que apenas funcionan, dos arbustillos y los arbolitos "marca de la casa municipal" que no llegarán a edad adulta. O si no, dense una vuelta por allí y verán en qué estado se encuentran debido a los coches que aparcan al lado.

       Se aprecia la intención minimalísta en el diseño y el cuidado con el que se ha ejecutado, pero la verdad es que ya empieza a aburrir este mimimalismo basado en el simplón césped. Se echan en falta plantas y arbustos en altura, así como una barrera de vegetación que redujese el impacto visual que las medianerías descubiertas producen.

       Han mantenido el suelo de tierra con muy buen criterio y nos ofrece una grata sorpresa con la enredadera creada a lo largo del frente del mirador a modo de pérgola donde, efectivamente, se puede disfrutar de un lugar para estar a la sombra y con cierta intimidad, algo que hay que reconocer, pues está bien hecho. Esperemos que ahora no lleguen los podadores-leñadores de turno y la destrocen.

 

 

 Jardines de la muralla en Avda. de la Feria 

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/muralla5.jpg

Monolito conmemorativo, eso sí, tapas de registros y planicie de césped. 

 

      Bueno, ¡para qué hablar! ¿no? Con la fotografía queda todo dicho. En los solares que estan surgiendo en la lenta pero acertada decisión de eliminar los edificios que ocultaban la muralla en la avda. de la Feria, se están haciendo los más simplones y feos jardines que pueda imaginarse nadie, ¡felicitaciones a los responsables!

      Es tan absurdo lo que se hace, que hasta las higueras y otros árboles que existían detrás de los edificios, se derriban como si no tuviesen el más mínimo valor, es decir, que cuando desaparezca el edificio que vemos en la fotografía también se llevarán por delante los árboles que se ven detrás, en vez de conservarlos e incorporarlos al nuevo espacio. ¿Será mejor lo que vemos en primer término?

     No quiero dejar pasar esta ocasión para hacer un llamamiento para evitar el derribo  del edificio nº 31 de esta avenida, cuya medianería precisamente aparece en la foto. Al menos deberíamos considerarlo: Es un edificio de buena factura con fachada de sillería, original rejería y características de una época que le hacen, creo yo, merecedor de su conservación, que podría ser para uso público por supuesto, por ejemplo como casa para albergar el legado de León Felipe, Su rehabilitación arropada con un bello jardín sería algo muy positivo para esa zona, sin molestar apenas la visión de la muralla y sin necesidad de grandes inversiones en más edificios.

 

 

 Otros Jardines

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/Enriques1.jpg

Plaza de Belén. Aquí "plantaron" farolas en el jardín.

 

           En los modestos jardines que hay en la plaza de Belén, nada más cruzar el puente de piedra, encontramos unas islas en medio de la calle, a modo de bulevar, con árboles y arbustos. Pues en la última ampliación hecha, podemos ver la "generosa" aportación que nos ilustra la fotografía: césped y dos farolas en todo el medio, en el lugar que deberían ocupar unos árboles y arbustos como tienen el resto de jardines. Toda una "belleza" para los sentidos.

 

  

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/magallanes44.jpg

Jardín municipal en Cardenal Cisneros (llega hasta el seto).

El que se ve detrás es particular.

 

           Al final de Cardenal Cisneros nos encontramos con un elocuente contraste entre un jardín municipal y otro privado. El municipal ofreciendo el omnipresente césped, algún arbolito y bancos. El jardín privado, que pertenece a una comunidad de vecinos de la Candelaria, es el que vemos a partir del seto (que también es parte de él), ofreciendo gran variedad de árboles de buen tamaño y arbustos bien cuidados... Y me pregunto, ¿por qué siempre lo público tiene que ser tan cicatero?

 

         Así podríamos continuar por muchas zonas verdes de la ciudad. Los jardines que existían van desapareciendo y en los nuevos se limitan a plantarnos el nada ecológico césped y poco más. No pretendo dar lecciones de como deben hacerse los jardines; Para eso están las escuelas, los libros y los expertos, pero sí quiero denunciar la sosería y vulgaridad de las nuevas zonas verdes que están diseñando para nuestra ciudad.

          Por cierto, quizás no estaría de más, viendo el panorama que tenemos, pedir para nuestra oferta educativa una escuela de formación en jardinería.

           Para concluir y alegrarnos un poco la vista ahí van un par de fotos:

           La primera del jardín del instituto Claudio Moyano, uno de los pocos de su época que aún nos quedan; No es municipal, claro!. En él si podemos ver grandes y frondosos árboles, verdes arbustos, rosales, la fuente, paseos de tierra y sus antiguos bancos y papeleras perfectamente conservados. O sea, que no tenemos que ir muy lejos para tomar buena nota.

 

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/moyano.jpg

Jardín que nos recuerda a tantos zamoranos nuestro paso por el Instituto.

¡Qué importante es saber conservar lo que tenemos!

 

         La segunda pertenece a un hermoso jardín de la Alhambra, con la siguiente cita de Fray Luis de Granada: 

         "...los zaquizamíes de marfil, las mesas de arrayán cortadas a tijera, el laurel, el arrayán, el ciprés, los cedros olorosos, los álamos y la yedra que viste de verdura las paredes de los jardines y les sirve de paño de armar..."

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/alhambra.jpg

Jardín de la Alhambra de Granada en invierno.

 

 

 

   Septiembre 2009

 

 

      Benedetta Tagliabue, arquitecta y paisajista italiana afincada en Barcelona y autora del Pabellón de España de la Exposición Universal Shanghai 2010, nos aporta el siguiente consejo para abordar los jardines:

      “No hay que tener miedo a innovar. Pero despreciar el conocimiento acumulado en las tradiciones es una tontería. La mayoría de las tradiciones invitan e incitan a la sostenibilidad. Facilitan el mantenimiento y el cuidado de los jardines”.

 

         Extraído de “El jardín chino” de Benedetta Tagliabue.

         (Blog “Del tirador a la ciudad”)

 

 

                               Septiembre 2011