El círculo y el semicírculo

Escrito por zamoraenverde 09-07-2012 en General. Comentarios (1)

                                  

 

 

 

EL CÍRCULO Y EL SEMICÍRCULO

 

      En Zamora contamos con dos edificios de uso lúdico, cuyas plantas responden a esas dos figuras geométricas. No es casualidad que uno sea totalmente "redondo" y el otro solamente la "mitad" en todo, veamos:

 

PLAZA DE TOROS:  

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/circulo3.jpg

Aspecto exterior de la Plaza de Toros de Zamora a la que le han "robado" hasta su necesario espacio exterior.

             

      El círculo corresponde a nuestra Plaza de Toros, como requieren las edificaciones construidas para la tradicional lidia de los toros. Tiene ya más de 100 años, fue proyectada por el arquitecto municipal Martín Pastells, con capacidad para 10.000 personas y por ella han llegado a pasar personajes de la talla del genio del cine Orson Welles. Se terminó de construir con las dificultades económicas propias de la época en 1.899, motivo al que se debe la austeridad de sus fachadas carentes de todo detalle decorativo, con la discreta salvedad de la Puerta Grande. Está catalogada por las normas urbanísticas de Zamora.

      ”Como en otros casos, la falta de rentabilidad económica del edificio por su escasísimo uso actual ha propiciado su progresivo decaimiento y obsolescencia”, nos dice ya la Guía de Arquitectura de Zamora de Joaquín Hernández editada en 2004.

 

 

AUDITORIO RUTA DE LA PLATA:

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/circulo1.jpg

El anodino y muy alejado edificio del Auditorio al aire libre. 

 

      El semicírculo pertenece al auditorio al aire libre Ruta de la Plata, un edificio anodino donde los haya con una capacidad para 6.500 personas, mal situado (aunque hay quien haya considerado correcto que un lugar destinado principalmente a las galas de las Fiestas de San Pedro, esté bien situado frente al cementerio, tan alejado del centro de la ciudad). Se terminó de construir hace tan solo dos años y nos ha costado cerca de dos millones de euros ¡ahí es nada! 

 

      Bueno, pues resulta que cuando la fiesta de los toros está en declive, -tan solo se celebran dos o tres corridas al año en Zamora-, en vez de buscar un uso complementario a nuestra centenaria Plaza de Toros, como han hecho otras ciudades (Yo he llegado a asistir a un concierto de Prince en la Plaza de Toros de las Ventas de Madrid) se la deja de lado, encontrándose en un estado de semi-abandono, sin valorar su excelente ubicación en el centro de la ciudad para que pueda ser utilizada para gran variedad de actividades perfectamente compatibles; Por eso, también en nuestra Plaza de Toros, y no hace tanto tiempo, yo he presenciado desde algún mitin político a variados conciertos musicales. Recuerdo con agrado los del grupo portugués Madredeus, el cubano La Vieja Trova Santiaguera, o el de El Canto del Loco entre otros.

      En esa línea de uso compatible y razonable podemos encontrar ciudades que utilizan con el debido cuidado hasta sus monumentos históricos milenarios, como los anfiteatros romanos de Nîmes o Arlés en Francia para las tradicionales corridas de toros. O sea, que antes de ponerse a construir como desaforados, utilizan los recursos que ya tienen -aunque sean monumentos históricos- para sacarles el mayor partido posible y por supuesto con un coste mucho menor que el que supone levantar nuevos edificios.

      Y no me vengan con la milonga de que la Plaza de Toros de Zamora es de titularidad privada. Hemos visto muy recientemente como cuando interesa se nacionalizan presuntos Bancos delictivos como Bankia (hay imputados nada menos que 33 consejeros de dicha entidad), se privatizan empresas públicas rentables como Telefónica, o se llegan a  felices acuerdos de compra como hizo el Ayuntamiento de Toro con su antigua y preciosa Plaza de Toros para así llevar a cabo la necesaria restauración y poder utilizarla tanto para la lidia taurina como para cualquier otro tipo de eventos (el mes pasado fue la Feria del Vino).

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/circulo4.jpg

Flamante apecto que presenta la Plaza de Toros de Toro, el día de su re-inauguración en 2010, tras la exitosa restauración llevada a cabo.

   

      O sea, que la primera obligación de los políticos debería ser esa, valorar y contar con los recursos que la ciudad dispone, ya sean públicos o privados, para llegar a acuerdos y tomar decisiones con la finalidad de optimizarlos, antes de liarse con nuevas construcciones de dudosa utilidad. Si los 1,9 millones de euros que ha costado el nuevo auditorio se hubiesen empleado en restaurar nuestra Plaza de Toros, podríamos tener una de las mejores de España, y así poder celebrar en ella  además de la Feria Taurina, conciertos o el Festival de Flamenco, lugar que sería sin duda mucho más adecuado y agradable que el nuevo auditorio (¡claro! así este año el XLII Festival de Flamenco ha resultado un auténtico fracaso).

      Si las decisiones se tomasen en este sentido, cuando llegan épocas de crisis económicas como la actual, no lo estaríamos pasando tan mal.

       Como resultado de esta fallida política de utilización de los recursos, en Zamora tenemos una plaza de toros casi abandonada y un auditorio muy alejado, ambos escasamente utilizados (2 ó 3 corridas de toros en una y 4 ó 5 galas musicales al año en el otro). Todo un lujo que los zamoranos no nos podemos permitir.

 

http://zamoraenverde.blogspot.es/img/circulo2.jpg

El cineasta Orson Welles en la Plaza de Toros de Zamora, saludando al torero zamorano Andrés Vázquez, en una corrida benéfica de 1.965.

  

            Resulta decepcionante, por utilizar una palabra suave, comprobar como en los últimos años muchos políticos se han lanzado a la construcción de nuevas infraestructuras que por no necesitarse, están cerradas o a penas se utilizan. Si en otras ciudades han sido aeropuertos como los de Castellón, Ciudad Real o Reus, macro centros culturales como el de Santiago de Compostela, el velódromo "Palma Arena" de Palma de Mallorca, etc., aquí el ejemplo lo tenemos con la paralizada obra del Centro de Congresos, la presunta estafa  del alquiler con opción a compra del solar para oficinas municipales, la Cubrición de la piscina Sindical, el inútil y carísimo edificio para el Consejo Consultivo o este feo e innecesario "semicírculo" del Auditorio.

 

      Después de lo visto, no puedo por menos que sumarme a las recientes palabras del Premio Nobel de Economía Paul Krugman:

Sigue siendo increíble comprobar con qué poca sabiduría se gobierna el mundo”.

 

       De igual forma recomiendo la lectura del siguiente enlace sobre la entrevista al premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, sobre su nuevo libro "La civilización del espectáculo":

http://elpais.com/diario/2011/01/22/babelia/1295658733_850215.html 

                                         

 

                                Julio 2012

 

 

 

       Una muestra más, de que se puede -y se debe- compatibilizar el uso de las plazas de toros para conciertos, es la gira de Miguel Poveda para 2013, en la que se incluyen un concierto en la plaza de toros de Las Ventas en Madrid, y otro en la plaza de toros de Antequera (Málaga).

 

 

                                      Junio 2013