Escenario para la Semana Santa

Escrito por zamoraenverde 24-04-2014 en Patrimonio urbano. Comentarios (0)

jueves-santo-2014-13-.jpg

1ª Estación: No es la arquitectura del Consejo Consultivo la más apropiada para nuestra Semana Santa.


2ª Estación: Tampoco parece el mejor escenario el que aporta la fachada del nuevo Ramos Carrión en la cuesta de Alfonso XII, para ver la procesión del Vía Crucis.


      Ha terminado la Semana Santa y cada uno, Ayuntamiento, Junta de Cofradías, Obispado, Hosteleros, etc. ya ha hecho su propio balance.

      Si hay unas fechas en las que nuestra ciudad se transforma favorablemente esas son, sin duda, las de Semana Santa, este año además, propiciadas por la bonanza del tiempo de lo todos nos alegramos, y mucho; No obstante, yo quiero hacer mi propio balance resaltando algunos aspectos que, si podemos observar en cualquier época del año, aún se pone más de relieve durante esta conmemoración; Se trata del deterioro y abandono del parque inmobiliario urbano debido a los múltiples solares, la gran cantidad de edificios, viviendas y locales vacíos que tristemente “despueblan” nuestra maltratada Zamora y que, junto con las últimas aportaciones de vanguardia arquitectónica, merman notablemente la belleza del marco que ofrecemos como escenario para los desfiles procesionales. 


3ª Estación: Solar en la Plaza de La Catedral lugar de paso y estación de numerosas procesiones. 


solares-marzo-11-2-.jpg

4ª Estación: Amasijo de andamios en un solar de la Rúa de los Notarios, lugar de paso obligado para numerosas procesiones, que lleva así más de 5 años.


      El recorrido de algunas procesiones se realiza especialmente por la parte más antigua del casco histórico, y el aspecto de esas calles –lo he comprobado como espectador y como cofrade- es el de una ciudad abandonada a su suerte y a la de los especuladores, con permiso y connivencia de los que deberían gobernar para evitar que esto suceda.  

      También ha desfilado la alcaldesa y algunos concejales, pero quizás su penitencia no les dejara levantar la mirada del suelo, de no ser así, habrán podido ver como cualquier otro ciudadano y de forma irremediable, el panorama que denuncio: ya desde la plaza de la Catedral nos encontramos con un solar que aunque adecentado para estas fechas denigra el entorno más importante que tenemos en la ciudad, bruscamente deformado además por la modernidad del Consejo Consultivo, un poco más adelante, en la Rúa, hay un solar de grandes dimensiones con apuntalamientos metálicos que lleva muchos años en una deplorable situación  (que ha servido de marco para una de las imágenes procesionales publicadas en la primera plana de un periódico local)  al que le siguen más solares y numerosos edificios totalmente vacíos. No digamos si hablamos de viviendas: la soledad de los balcones y miradores es un fiel y triste testigo de la falta de habitantes. Será por eso, que muchos de los excelentes fotógrafos que nos visitan estos días, prefieren la noche para sus instantáneas, entre otras razones porque la noche ayuda a ocultar lo que no se quiere mostrar. 

      Además este año, al retransmitir TVE dos de nuestros desfiles procesionales, los técnicos se las han tenido que ingeniar para evitar mostrar el notable deterioro que sufren nuestras calles, da igual que sean principales como la Rúa, o de barrios más humildes como los llamados “Bajos”, donde apenas había gente, pero no por falta de interés sino por despoblación, en muchas de ellas durante el paso de las procesiones.


5ª Estación: Escaparates de comercios vacíos en San Torcuato, tapados con fotografías.


6ª Estación: Edificio en plena Plaza Mayor con los balcones apuntalados y el gran mirador tapado para evitar desprendimientos.



      ¿Pero esto, a quién le importa? Poco o nada se dice de ello; ni cronistas ni fotógrafos ni presidentes ni siquiera la Junta de Cofradías -que siempre alaba el marco incomparable que supone Zamora para nuestra Semana de Pasión- hace la menor alusión a un deterioro que cada vez se agudiza más y que sin duda repercute muy negativamente en el interés que suscita nuestra reconocida celebración. Por no hablar del Ayuntamiento, principal responsable de ese deterioro, que incluso tiene el descaro de “inaugurar” a bombo y platillo el ocultamiento con grandes fotografías que coloca en los escaparates de los numerosas tiendas vacías, para disimular y ocultar la dramática situación que atraviesa el comercio minorista, especialmente del centro, por las políticas equivocadas de promocionar y dar todas las facilidades a las grandes superficies en una pequeña ciudad que no da para más, en contra de ayudar a los medianos y pequeños comerciantes, que aunque son los más débiles también son los que mantienen la ciudad viva, además de ser los que más puestos de trabajo crean.


solares-11-santa-mar-aa-la-nueva.jpg

7ª Estación: Solar en la plaza de Santa María La Nueva de donde parte la Hermandad de Jesús Yacente.


8ª Estación: Solares en la plaza de Santa Lucía, lugar de actos cumbre de nuestra Semana Santa.


      Si nos vamos a otro lugar emblemático, la avenida de Las Tres Cruces, después de asfaltar impunemente  su excelente adoquinado, podemos apreciar antes de la llegada de la procesión de la madrugada del Viernes Santo, lo que parece una pista de aterrizaje aéreo llena de señalizaciones de tráfico, en una calle cuyas aceras han sido diezmadas por los aparcamientos y flanqueada por unos edificios enormes, totalmente desproporcionados y fuera de escala debido a unos planes de ordenación producto de un urbanismo especulativo, salvaje y arbitrario.


escenario-14-37-.jpg

9ª Estación: Este es el marco más destruido en las últimas décadas para nuestra Semana Santa, donde hace estación la procesión de Jesús Nazareno.


10ª Estación: árboles brutalmente podados en la calle de la Amargura, por donde regresa la procesión de Jesús Nazareno.


      No menos importante es el aspecto que muestran nuestros jardines (los pocos que quedan) y arboledas, aunque este año algunas se han librado, podemos comprobar como en otras, en cambio, se nos priva del verde que aportan las hojas, por culpa de la drástica poda o desmoche de todas sus ramas, como la  realizada a los plátanos del Mirador de San Cipriano, a la arboleda de la calle de la Amargura, las acacias de la plaza de Zumacal o los totalmente desaparecidos de Alfonso XII, aportando un feo y triste aspecto invernal, aunque ya estemos en plena primavera y con un tiempo espléndido.

escenario-14-12-.jpg

11ª Estación: Desmoche brutal de los plátanos del Mirador de San Cipriano, lugar predilecto para ver varias procesiones.


12ª Estación: Cuesta de Alfonso XII, ya sin ningún árbol ,por donde baja la procesión de Jesús del Vía Crucis.


13ª Estación: Así se encontró las acacias de la Plaza de Zumacal la procesión de Jesús Yacente.


      Como no todo va a ser malo, quiero terminar con buen sabor de boca y reconocer algo que este año ha brillado con luz propia, como es la excelente labor que ha realizado la Junta de Castilla y León con el programa Zamora Románica restaurando numerosos templos, ¡ojalá se cuidase de la misma forma el resto de patrimonio urbano!


espiritu-santo-10-018-1-.jpg

14ª Estación: Templo románico recién restaurado, de donde sale la Hermandad del Cristo del Espíritu Santo.


                                Abril 2014