zamoraenverde

zamoraenverde

Blog sobre urbanismo, paisaje, naturaleza, y otras cuestiones municipales relativas a Zamora (España).

Maldito el que derriba la casa de los pájaros

Escrito por zamoraenverde 06-02-2016 en arbolado. Comentarios (1)

      Se talaron árboles en las márgenes del Duero, re retiran árboles del parque de Las Viñas, y ahora también se talan árboles en Valorio. 


nov-13-36-.jpg

Tala de árboles en Los Pelambres, con el Ayuntamiento del PP.


     Tras la denuncia de la confusa tala de árboles en Valorio denunciada por el PP, el nuevo concejal de Medio Ambiente Romualdo Fernández (IU) lo justificó así: "El concejal ha salido en defensa de las actuaciones realizadas recientemente en el bosque de Valorio que incluyen la tala de una quincena de árboles. "Se trata de labores preventivas y de mantenimiento, llevadas a cabo por el servicio de Jardines del Ayuntamiento, que se realizan todos los años. No tienen nada de especial", apunta el concejal. "Se han cortado quince pinos, cinco chopos y dos álamos. Y las razones es que estaban enfermos o en peligro de caerse, por lo que había que actuar cuanto antes", expresa el titular de Medio Ambiente. "Dentro del servicio, se trata de las labores que se denominan "de policía" en jardinería, que se realizan habitualmente durante todo el invierno pero que, en esta ocasión, se han precipitado debido a los vientos de las pasadas semanas, que originaron la caída de tres pinos y la amenaza de derrumbamiento de otros cuantos más", asegura el concejal". 

     Confieso que me sorprendió la respuesta del nuevo concejal, sobre todo tras la excelente jornada técnica sobre arbolado urbano a la que me invitó, impartida por el biólogo y experto en arboricultura, Gerard Passola. Esperaba cuando menos, más prudencia para  estos casos, un cambio en el procedimiento, con mejores argumentaciones y comprobando en persona la necesidad de dichas talas, pero no justificando que "se trata de labores preventivas y de mantenimiento, llevadas a cabo por el servicio de Jardines del Ayuntamiento, que se realizan todos los años". Porque eso es precisamente lo que hay que cambiar, lo que se ha venido haciendo tan mal y sin ninguna razón seria durante tantos años, amparándose en la ausencia de un Reglamento de Gestión para el Arbolado" y tomando como única solución la que aporte la empresa de mantenimiento, como si fueran los únicos que saben lo que hay que hacer.

      Por eso, dejando a los técnicos a un lado, me quedo con la opinión y el sentimiento de un poeta para manifestar mi contrariedad sobre lo que continúa pasando en esta ciudad. O nos lo tomamos en serio o no tendremos arreglo:

MALDITO EL QUE DERRIBA LA CASA DE LOS PÁJAROS 
Juan A. González Iglesias

Maldito el que derriba la casa de los pájaros
Maldito el que profana los lugares sagrados como el bosque absoluto
y el río absoluto y la isla absoluta.
Maldito el que no comprende que un árbol es alguien
muy anterior y muy superior a un concejal.
Maldito el gobernante sin amor, sin ternura. 
Maldito el poderoso despiadado.
Maldito el ignorante que ejerce su poder contra los indefensos y los débiles.
Que sepa que nosotros hablamos en nombre de los árboles,
en nombre de los pájaros y de los peces.
Maldito el que dice defender la tradición y el pasado,
cuando no es capaz de conservar los tesoros del tiempo
y no respeta la ancianidad de los árboles.
Maldito el que despoja a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos
de la serenidad de la naturaleza.
Maldito el que destruye la ternura de la savia.
El que tala, el que lleva la muerte al corazón de la vida.
Maldito el que clava su hacha en el corazón palpitante de lal ciudad.
Maldito el asesino de los álamos,
el que excluye la sombra de la faz de la tierra,
el que prohíbe con sus crueles decretos
la belleza del amanecer y del ocaso.
Maldito el enemigo de la primavera,
el que mata una a una las hojas de los árboles.
Maldito el que derriba la casa de los pájaros.


¿Alguien puede justificar esta brutal tala de árboles en la ribera del Duero?


      Según nos dijo el experto en arboricultura: "Partiendo de la consideración de que los árboles en las ciudades no son meros elementos de decoración urbana, sino que son herramientas naturales para mejorar la confortabilidad de las personas que viven en un entorno urbano, Gerard Passola ha abordado el tratamiento del árbol desde el punto de vista de la "Urban Foresty", con aspectos como la implantación de los árboles en la ciudad, su gestión y el manejo en actividades como la poda, tratamientos sanitarios y preventivos, riego, etc.; así como la valoración del riesgo en los árboles heredados.

       En este sentido Gerard Passola destacó la conveniencia de elaborar planes directores sobre la dotación y gestión del arbolado urbano, con los que ya cuentan muchas ciudades europeas; ya que está demostrado que el arbolado en las ciudades puede aportar unos efectos muy beneficiosos desde el punto de vista social e incluso psicológico para las personas.

       Reconoce que las ciudades españolas todavía están condicionadas por la influencia rural en la consideración y tratamiento del árbol en el ámbito urbano, pero que si tenemos en cuenta que una de las características de las Smart Cities es la utilización de jardines verticales para la optimización del espacio, el árbol es el jardín vertical por excelencia, que además no tiene apenas mantenimiento y no necesita sistemas complicados para desarrollarse.


El respeto a los árboles se demuestra de otra manera:

Espectacular arboleda en la Gran Vía de Bilbao.


Un juez paraliza la tala masiva de árboles en Sheffield (Inglaterra), que el ayuntamiento justifica para ahorrar costes:

"Con más de dos millones de árboles (a cuatro por habitante) y 250 parques, Sheffield presume de ser la ciudad más verde de Europa. Y en esto llega el Ayuntamiento local y decide borrar del mapa hasta 5.000 árboles de las calles, alegando que están "viejos, enfermos o moribundos", por aquello de ahorrar costes de mantenimiento.

Cientos de vecinos se han movilizado barrio a barrio, a través de Grupos de Acción de Arboles. Los medios británicos han denunciado el "ecocidio". Y hasta el ex viceprimer ministro Nick Clegg, diputado por Sheffield, ha denunciado la tala masiva como un "escándalo nacional".

(El Mundo, 12 de Febrero de 2016)

¿Les suena la noticia a algo parecido?


                                                                                         Febrero 2016





Trece meses después

Escrito por zamoraenverde 04-02-2016 en General. Comentarios (0)

       Han pasado ya trece meses desde que escribí el último post "Despedida sin cierre", y desde entonces algunas cosas importantes han pasado en la ciudad, como la conclusión de la autovía Zamora Benavente o llegada del AVE. Pero sobre todo, el cambio de  gobierno en el Ayuntamiento, pasando de manos del PP con su mayoría absoluta a un gobierno de coalición Izquierda Unida - PSOE, recibiendo así el PP un castigo inesperado por estos lares, debido sobre todo a la pésima gestión llevada a cabo en contra de los intereses de los ciudadanos, un resultado merecido en mi humilde opinión, pues apenas contaron con la participación ciudadana, y la ciudad está peor aún que cuando llegaron: más despoblada, peor cuidada, sin apenas trabajo para la juventud, una demografía envejecida, y en lo urbano, con un casco antiguo cada vez más deshabitado con numerosos edificios, viviendas y locales vacíos, un PGOU descabellado, sin resolver el Museo de Lobo, el Parque de Bomberos, la sede de la Policía Municipal, o el desastre del fallido Centro de Congresos, por mencionar solo algunas promesas pendientes.


Cuesta de San Cipriano, con pintadas permanentes.


       Por eso, los ciudadanos hemos puesto todas nuestras esperanzas en la nueva corporación, aunque conscientes de las dificultades económicas por las que atravesamos, dificultades que impedirán llevar a cabo muchos de los proyectos que se necesitan, pero confiados en que de ese cambio tan radical surja una gestión participativa, transparente, honesta, respetuosa y decidida, para corregir todos los desmanes que se han producido en las últimas décadas.


El Puente de Piedra, necesitado de una restauración y recuperación urgente.


      Hace unos pocos meses hemos tenido la pésima noticia de la negativa de la Junta de Castilla y León para declarar Bien de Interés Cultural el Puente de Piedra. Decisión nefasta para nuestra ciudad, en la que hubo un injusto e incomprensible voto decisivo en contra, el de Rosa Valdeón, negándole así a Zamora lo que ella mismo había pedido cuando era alcaldesa. Por lo tanto, ni expediente de Bien de Interés Cultural ni partida en los presupuestos de 2016 destinada a la consolidación y restauración urgente del Puente de Piedra. Ver para creer.

    La nueva corporación a empezado a andar, y es cierto que ya se ven otras maneras de hacer las cosas, también es cierto que con más voluntad que medios, pero eso no debe servir como justificación; Hay que sacar fuerzas de flaquezas para centrarse en los problemas más acuciantes y no dejar pasar el tiempo, pues cuatro años vuelan pronto, y los ciudadanos no entenderíamos que las cosas continuaran más o menos igual al final del mandato.

    Hay mucho por hacer, y no todo lo que se necesita requiere altos presupuestos: me refiero a un cambio de actitudes, de la forma de ejercer la gestión de las diferentes concejalías, corrigiendo problemas enquistados como la actualización de los planes urbanísticos, la gestión del arbolado, parques y jardines, solucionar la caótica recogida de residuos urbanos, limpieza de calles, paseos y edificios, conseguir un plan urgente para revitalizar el casco antiguo, el Mercado de Abastos, el agujero de la Universidad Laboral, el Museo de Baltasar Lobo, promocionar el pequeño comercio con ayudas, proceder a una revisión total de la movilidad urbana, aparcamientos, aceras, terrazas, pasos de peatones, retirando el equipamiento inútil que no sirve más que para estorbar y afear, etc. etc. como ya he ido describiendo en los diferentes artículos publicados. 


Casa del Guarda en el bosque de Valorio, que sigue sufriendo maltrato institucional.


       Por eso, y sin querer ser reiterativo, aunque no queda más remedio pues muchos asuntos parece que siguen enquistados, voy a continuar "denunciando" con mi mejor intención, todo aquello que considero debe ser corregido, con la premisa principal de que no requiera grandes partidas presupuestarias. Aportando mi grano de arena desde este blog, para que Zamora vuelva a recuperar la ilusión, mejorando la vida de todos sus ciudadanos, sin olvidar el deseo de que regresen todos aquellos que se han visto obligados a emigrar en contra de su voluntad.

      Como nos relata García Márquez en su magnífica novela "El amor en los tiempos del cólera", refiriéndose a una ciudad colombiana, donde se desarrolla la novela:

      "El doctor Juvenal Urbino queria sanear el lugar, queria que hicieran el matadero en otra parte, que construyeran un mercado cubierto con cupulas de vitrales como el que habia conocido en las antiguas boquerias de Barcelona, donde las provisiones eran tan rozagantes y limpias que daba lástima comérselas. Pero aún los más complacientes de sus amigos notables se compadecían de su pasión ilusoria. Asi eran: se pasaban la vida proclamando el orgullo de su origen, los méritos históricos de la ciudad, el precio de sus reliquias, su heroismo y su belleza, pero eran ciegos a la carcoma de los años. El doctor Juvenal Urbino, en cambio, le tenia bastante amor para verla con los ojos de la verdad".


                                                   Febrero 2016